¿QUIEN ME REPRESENTA? - Otros20Pesos

¿QUIEN ME REPRESENTA?



Por Meryland Cuevas - otros20pesos.com 




 
Representante s. com.

 1   Persona que actúa en representación de otra o de una institución o colectivo.


2   Persona que hace propaganda y concierta las ventas de los productos de una o varias empresas.


3   Persona que se ocupa de los intereses de un deportista o de un artista profesional. Manager.



Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.





Durante estas últimas semanas, la lucha por los derechos de la comunidad LGBTTIQ en Puerto Rico ha sido el tema del día.  No es para menos, ya que en esta lucha se juegan asuntos demasiado importantes para un sector de la sociedad que ha sido discriminado, marginado y rechazado a lo largo de la historia.  En adición a eso, durante estos últimos meses han surgido nuevas voces y organizaciones que se han sumado a las ya existentes para reclamar estos derechos, hacer cabildeo y expresar su apoyo a los derechos humanos y civiles de la comunidad en cuestión.



También se han puesto al descubierto situaciones que para muchos pudieran ser contraproducentes para la misma causa, como enfrentamientos, protestas, pancartas, mensajes en las redes etc.  De todo esto ha surgido una frase que he leído muchas veces en las redes de diversos miembros de la comunidad LGBTTIQ que dice “fulanx a mi SI/NO me representa”.


Entonces yo me pregunto ¿Cómo es eso de que alguien nos representa?, mi respuesta es muy sencilla… A mí nadie me representa, me represento YO misma.   Algunas personas me han dicho que se sienten representados conmigo por demostrar tener cierto liderato y activamente involucrarme en esta causa de una manera vertical, honesta y sin mucha controversia.  Entiendo que esto viene de que se sienten identificados con mis expresiones y acciones, pero realmente, yo no represento a nadie.


Ser representante de una causa o colectivo debe ser una postura elegida por ese colectivo o causa al que se pretende representar.  También, un representante debe contar con el respaldo de la organización o grupo al que representa, esto no es algo que se auto impone, ni mucho menos sale de la baqueta. 


Una cosa es que contemos con personas dentro de nuestro colectivo que han demostrado tener un liderato, iniciativa, voz y que saben moverse dentro de las esferas y foros correspondientes para propulsar la lucha de nuestros derechos.  Otra cosa muy diferente es que estas personas, grupos u organizaciones tengan carta en blanco para servir como representantes oficiales de esta comunidad, tomar acciones y desiciones que nos afecten como colectivo.


Muchas personas se han enfrascado en diferentes discusiones sobre este tema, en cuanto a si fulano o fulana representa o no representa al colectivo LGBTTIQ.  Lo cierto es que, yo no recuerdo haber visto que se llevara a cabo una votación para la elección de algún representante oficial de la comunidad, así que realmente eso de ser representante suena demasiado oficial como para ser utilizado con tanta ligereza.


Si tengo que decir que dentro de nuestro colectivo hay personas que se han destacado muchísimo por ser férreos en su reclamo, por su liderato cuando se trata de tomar acción a favor de los derechos nuestros y por sus aportaciones significativas a la causa de diversas maneras. Estas personas han enfrentado de manera directa los opositores y también han defendido abiertamente nuestro derecho a la Equidad.  Grupos, organizaciones e individuos se han sumado a esta causa de una manera favorable y han contado con el reconocimiento público por estas gestas.  


Pero realmente, ¿Ellos te o me representan?


Yo les voy a dar un ejemplo de lo que es representar; en mi caso personal yo me he involucrado en el activismo social por decisión propia, porque son mis derechos los que reclamo y me afecta a mí personalmente lo que suceda a nivel legislativo, social y de derechos civiles.  He encontrado una manera de hacer escuchar mi voz a través de mis escritos, me he involucrado directamente con otros líderes y organizaciones en busca de un mismo fin.


Apoyo algunas iniciativas con las que estoy de acuerdo, de la misma manera que rechazo aquellas con las que no lo estoy.  Activistas somos muchos, ser activista es involucrarse directa y activamente en una causa en la que se cree.  Pero yo no represento a la comunidad LGBTTIQ, ni a nadie, ni mucho menos pretendo hablar por otros.  Yo hablo por mí, reclamo lo que creo es justo para mí, lucho por lo que creo y lo que me parece correcto, aunque resulta que de manera colateral muchos y muchas coinciden conmigo, apoyan mi voz con las suyas y nos unimos en un mismo reclamo.  Hasta ahí vamos bien.  


El año pasado, yo fui la presidenta de FDA Globe (www.fdaglobe.org ), una organización que representa a los empleados LGBTTIQ de la agencia federal Food and Drug Administration para la cual trabajaba hasta hace poco.  Para ser elegida como Presidente pase por un proceso de candidatura y votación.  Por voto mayoritario de los miembros de la organización, me eligieron para representarla y presidirla, tanto a sus miembros y al colectivo de empleados LGBTTIQ de la agencia por el periodo de un año.   


Como presidenta estaba autorizada a representar y a hablar en nombre de la organización, pero siempre en consenso con los miembros de la Junta de Directores de la misma. Durante mi presidencia se tomaron decisiones significativas, se unieron esfuerzos con otras agencias y se obtuvieron logros que nos beneficiaron a todos como empleados LGBTTIQ.   Tuve la dicha de participar de dos ocasiones del Congreso de Salud LGBTT en Puerto Rico, representando oficialmente a mi organización, así como diversas actividades dentro y fuera de la agencia.


Por mis iniciativas dentro de la organización y la agencia fui reconocida a nivel Regional. Este logro no fue solo mío, ya que por ser la “representante” también fue un logro colectivo.  Debido a mi destacada labor también se me han hecho acercamientos para formar parte de otras iniciativas y organizaciones que persiguen el mismo fin dentro del Gobierno Federal.    


Ser representante oficial de una organización conlleva gran responsabilidad, puesto que las decisiones, acciones y posturas que se asuman no pueden ser de carácter individual y tampoco deben hacerse arbitrariamente, todo esto afecta de manera positiva o negativa la organización completa.  De igual manera que yo pude hacer un trabajo de altura durante mi puesto de presidenta, también mis acciones negativas hubieran afectado a toda la organización.


De la misma manera pasa con nuestra comunidad, algunos líderes que se han destacado en la lucha pueden afectar o aportar positiva o negativamente a la causa dependiendo de sus acciones.  Con este no pretendo minimizar el esfuerzo de nadie, sino más bien levantar una bandera de alerta.  

Recordemos que esta lucha es de muchos y muchas, que no todas nuestras acciones serán del agrado de todos. Tampoco podemos hablar en nombre de la comunidad sin haber existido un consenso mayoritario que nos de ese poder.   De ahí vienen muchos malos entendidos y divisiones… porque entonces comienzan a dividirse los grupos que están a favor de tal o cual y asumir posturas divisorias basados en quien “representa” a quien.


Para terminar les digo,  Como miembro de la comunidad LGBTTIQ, a mí no me representa nadie, pero apoyo a muchos que se esfuerzan día a día para levantar sus voces y lograr que nuestra lucha adelante.  De la misma manera que desapruebo acciones que entienda pueden afectarme a mí como parte de esta comunidad.  A fin de cuentas, recordemos que esta lucha no es personal o individual, son tus derechos, los míos y los de miles los que nos jugamos día a día…  Utilicemos ese poder de convocar de una manera sabia, siempre tomando en consideración el efecto a largo y a corto plazo que estas acciones pueden tener en nuestra comunidad.


Si usted quiere luchar por sus derechos, únase activamente en su causa.  Represéntese usted mismo, apoye las iniciativas que usted entienda que son válidas y sea una voz que se escuche.  No sea mero espectador de esta lucha que es suya.  Sea usted su mejor y más digno representante por la Equidad. 

Tenemos un sondeo para el programa En Honor a la Verdad ---> Emite tu voto aqui y dejanos saber ¿Quien te representa?



- No olvides dejar tu comentario y seguirnos en Facebook y Twitter -
 




ACERCA DE LA AUTORA:

Meryland Cuevas Meryland Cuevas es bloguera, madre, poeta, narradora, aficionada de las redes sociales y comprometida con el activismo por la justicia social y la igualdad de los seres humanos. Amante del arte en todas sus expresiones, le encanta viajar, la fotografía y la gastronomía. Posee un bachillerato en Ciencias de Administración de Empresas así como estudios Graduados en Administración y Salud Pública. Sígueme en FACEBOOK y en TWITTER
Share on Google Plus

Sobre Meryland Cuevas

Meryland Cuevas es una reconocida Bloguera e influyente de las redes sociales. Galardonada con el premio “Mejor Activista Latina en las Redes Sociales” por LATISM en el 2016 y reconocida como Top Latina Digital Influencer en varias ocasiones. Es Life Coach, Conferencista, Motivadora y Creadora de Contenido. Tiene un gran compromiso con el activismo por la justicia social y la igualdad de los seres humanos. Amante del arte en todas sus expresiones, le encanta viajar, la fotografía y la gastronomía. Sigue sus publicaciones en FACEBOOK y en TWITTER @Otros20Pesos #O20P .