LO QUE YA NO EXISTE - Otros20Pesos

LO QUE YA NO EXISTE



Por Francisco Casals


Después de que pasamos cierta edad uno empieza a sentir nostalgia por los buenos (y a veces malos) momentos, aquellos que pasaron en la adolescencia y en la temprana adultez. Porque ésta etapa de la vida parece relevante? Porque en ella estábamos pasando de niños a adolescentes y de adolescentes a adultos y es ahí donde uno descubre el amor, el sexo, el embriagarse, conocer gente nueva, en fin el pequeño mundo del cual uno provenía empieza a expandirse. También depende en que época éstos sucesos pasaron también hay eventos que solo gente contemporánea contigo vivieron tales como guerras, muerte de celebridades, desastres naturales etc. 


Aquellos de nosotros que tuvimos nuestra adolescencia y temprana adultez en los años 90s vivimos cosas que las generaciones posteriores jamás podrán experimentar. Yo me gradué de escuela superior en 1997 y el mismo año empecé en la universidad, uno de los cambios más grandes de mi vida. Yo que vengo de una comunidad rural rodeado de mucha gente de mente estrecha, llegar a un lugar como una universidad donde uno encuentra más gente con tu mismo tipo de mentalidad es algo grande. En aquel entonces yo andaba el campus con walkman, iba a la sala de computadoras a usar el internet por el día y por la noche, luego de que mis padres se acostaran a dormir, la línea telefónica para usar el modem dial up y AOL para conectarme al internet!


La tecnología "primitiva" de los 90s nos permitía descubrir el resto del mundo pero también conectarnos y hacer nuevas amistades a través de los chats. Sin embargo, esto no remplazaba el contacto físico y esas amistades que empezaron en chats se trasladaban al ámbito de la vida real, cuando los conocías en persona. Ser gay o salir del closet en los años 90s también te hacía miembro de un club, familia o comunidad (como le gustes llamar) que era especial y único. Aunque a finales de los 90s el "mainstream" estaba empezando, había aun un sentimiento de solidaridad entre la comunidad LGTTB e ir a barras, discotecas y puntos "gays" era donde mayormente la comunidad se encontraba y conocían unos a otros. 

Krash klub (también conocido como Eros) en su apogeo, actualmente cerrado.


Aun recuerdo mi primera noche en Krash (conocida como Eros en aquel entonces) un chico de su casa como yo caminando desde Bellas Artes después de ir a un concierto de Olga Tañón a meterse a una discoteca gay donde yo no conocía a nadie pero no dejaba que mis nervios me traicionaran. Ahí fue mi primer beso, en los bancos que estaban debajo de la tarima del segundo piso con un chico llamado Ricardo que jamás volví a ver y claro, llegar a casa como a eso de las 1 de la mañana y llevarme el regaño del siglo por parte de mi sobreprotectora madre! De igual manera ir a la playa detrás del Atlantic Hotel donde no solo conocías gente pero pudieses tener la suerte de ver a La Chary echándose chistes y bromas. La mente nos gasta trucos, 1997 no parece tan lejos pero en realidad son 18 años atrás, casi 20!



Ese sentido de fraternidad y comunidad empezó a disolverse a medida que el mainstreaming fue avanzando así como también la tecnología. El querer integrarse a la comunidad heterosexual también conlleva a ver el "straight-looking" y "straight-acting" como un ideal y lo opuesto como algo que causa repudio. Al esto ir pasando de manera gradual (aunque yo estimo que a partir del 2004) es difícil señalar en que punto dejamos de vernos como una gran familia, empezamos a segregarnos y ver con desdén a los que están en los grupos opuestos. No es solo que un chico diga que no le atraen los hombres afeminados es el odio y la pasión con la cual se expresa lo que da miedo. Lo triste es que no son uno o dos, sino muchos tanto en Puerto Rico como en Estados Unidos donde actualmente resido. Lo mismo las lesbianas que no quieren tampoco saber de los gays amanerados.





La parada gay (cual comenzó a celebrarse en 1970) surgida a raíz de la revuelta de Stonewall en el 1969 por de nada más y nada menos que por un transformista o también conocido como "drag queen" defendiendo sus derechos; Hoy en día es solo una gran fiesta para bailar, emborracharse y tener sexo con gente de fuera de la ciudad. No es acaso irónico que un movimiento social y de derechos humanos empezado por una drag queen es motivo de repudio de aquellos gays que no se consideran parte de la "escena gay" y que ven la parada como un espectáculo ridículo el cual según ellos no los representan. Que rápido se nos olvida la historia no?




Esas experiencias y memorias de una comunidad gay residen en el pasado de aquellos que fuimos afortunados, nuevas generaciones no sabrán que es eso. Nuevas generaciones no sabrán que es ir a una discoteca a conocer nuevas amistades, salir a beber al chinchorro de la esquina donde los tragos son baratos y regresar para luego, como en un sueño, quedarte sentado afuera hablando hasta el amanecer. Tal vez se podía seguir la rumba en la playa y ver salir el sol o irse a la casa y encontrarse a tu padre levantando mirándote de reojo, pero que recuerdos aquellos... 



- Te invito a dejar tu comentario, compartir nuestra columna y seguirnos en Facebook y Twitter -
  
 



Share on Google Plus

Sobre Meryland Cuevas

Meryland Cuevas es una reconocida Bloguera e influyente de las redes sociales. Galardonada con el premio “Mejor Activista Latina en las Redes Sociales” por LATISM en el 2016 y reconocida como Top Latina Digital Influencer en varias ocasiones. Es Life Coach, Conferencista, Motivadora y Creadora de Contenido. Tiene un gran compromiso con el activismo por la justicia social y la igualdad de los seres humanos. Amante del arte en todas sus expresiones, le encanta viajar, la fotografía y la gastronomía. Sigue sus publicaciones en FACEBOOK y en TWITTER @Otros20Pesos #O20P .